Cine como influencia social

No es una pregunta, es una afirmación: El cine influye en la sociedad.

No puedo volver a escribir en mi blog así como así. Sí, he estado fuera un tiempo. Hacía mucho que no me leíais pero aquí estoy.

Artista: @art.balitskiy

He estado trabajando en lo que vosotros habéis visto: El audio. Podcast, entrevistas y charlas. Pero, escribir es tan bonito que no pienso dejarlo de lado. Por ello, hoy os pongo una afirmación sobre la mesa. Como si fuese un capitán de barco borracho que entra balbuceando en un bar del puerto y, de repente, ¡PLASH! Pone un atún de cuatro metros sobre la mesa. Justo en la mesa donde están sentados esos olorosos que todos los días hacen bromas a mi costa cada vez que entro en ese bar.

Una vez esa parte tan rara y a la vez divertida de mi corazón deja de usurpar el teclado de mi ordenador, os traigo este atún: El cine influye en la sociedad.

«Gracias, acabas de inventar la penicilina».

Es para darle una visión profunda y analizarlo: El cine influye en la sociedad. Y me encanta.

Los cineastas tenemos una responsabilidad sobre las personas. Cuidado con el mensaje que mandamos a través de nuestros productos. Puede ser la chispa que encienda la mecha de una revolución social o el aliciente que le falta a alguien que está en el límite para corromperse de por vida.

Sin embargo, hay casos preciosos que se han dado gracias a la influencia del cine.

El estudio de animación «Pixar» es parte de la infancia de muchos de nosotros. Los mensajes de amor y unión familiar que emiten muchas de sus películas han hecho que afrontemos nuestro día a día de diferente manera.

Películas de «Pixar Animation Studios»

A pesar de esto, siguen existiendo la concepción errónea de que «las películas de dibujos son para niños». Estas películas que, a priori son para todos los públicos, mandan un mensaje muy potente y claro. Enviar una idea que quieras que «cale» e influya en el espectador es un arte que «Walt Disney Pictures» y «Pixar Animation Studios» saben hacer a la perfección. Por eso, «Pixar» es el mejor o uno de los mejores estudios de animación de la historia. No solo por su calidad visual o historias intrigantes, sino por la capacidad de mandar mensajes moralmente beneficiosos para las personas y que estas lo acepten en la mayoría de casos.

Ejemplos como este hacen que el papel del cine sea más importante del que parece. Por eso hemos de respetarlo y cuidarlo tanto como si lo tratamos como un oficio como si somos espectadores.

La otra cara de la moneda, son aquellas situaciones críticas que se dan por mandar un mensaje erróneo a través de tu película o que el propio espectador lo malinterprete.

«Joker» (2019) – Dir. Todd Phillips

Un suceso bélico ocurrió en el metro de Japón en octubre de 2021. Un hombre disfrazado de «El Joker» apuñaló a varias personas en el metro e incendió varios vagones. Este suceso no es culpa de las personas involucradas en la película de «Joker» (2019) ni de aquellos que han trabajado con el personaje ya sea en interpretaciones, comics… Que este personaje de ficción se base en unos ideales totalmente bélicos no es justificación como para que se tomen como propios en la vida real.

Véase: «Un hombre disfrazado del Joker hiere a diez pasajeros en un ataque con cuchillo en el metro de Tokio». https://www.elmundo.es/internacional/2021/10/31/617ebe7ffc6c83a6338b4574.html

Los involucrados entorno a la creación de ficción de un personaje violento y sanguinario, en este caso, El Joker, no tienen culpa de que ciertas personas se crean y transformen en este. Por eso, como audiencia o espectadores tenemos el deber de comprender y conocer el mensaje que nos mandan los cineastas, actores, estudios etc. a través de las películas. Si no comprendemos el mensaje como es debido, puede inducir a error y que acaben ocurriendo sucesos como el del metro. Obviamente cada uno tiene la posibilidad y el derecho de interpretar el mensaje de una película como desee. Esa es una de las bellezas de la pluralidad de pensamiento. Sin embargo, no hemos de llevar nuestra reflexión a cruzar límites oscuros.

Fuente: The Back And Blue

En conclusión, tanto cineastas como espectadores tenemos el deber de respetar el cine. Tanto para obtener beneficios como para prevenir daños. Hemos de comprender claramente el mensaje que recibimos a través de una película y evitar las malinterpretaciones.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: